La solemne procesión y Santa Misa con la que cerró la fiesta patronal en honor a San Miguel Arcángel, patrono de Las Breñas, congregó a más de tres mil personas que acompañaron la imagen por las calles de la ciudad y participaron de la Eucaristía.

El obispo diocesano de San Roque, monseñor Hugo Nicolás Barbaro, presidió la celebración eucarística de cierre, acompañado por el párroco breñense presbítero Cristián Casamitjana, los diáconos Fabricio Alexandro Jara y Omar Héctor Zenoff, seminaristas del seminario diocesano Cura Brochero de Saénz Peña, monaguillos y ministros de la eucaristía.

La Santa Misa fue presidida por monseñor Barbaro. La lectura del día estuvo a cargo de Oscar Eduardo Giménez, personal policial de Las Breñas, y las ofrendas del pan y el vino fueron acercadas al altar por el intendente Víctor Omar Machuca, y por la Policía del Chaco, los comisarios inspector Mirta Clemantovich y mayor David Vega, y el oficial subayudante Juan Almirón.

El obispo destacó la misión del poderoso patrono de los breñenses e indicó que hay que seguir rezando por la paz de la comunidad y por las vocaciones sacerdotales.

Finalmente y luego de la bendición del obispo a la comunidad, el padre Cristián Casamitjana agradeció a todos los que colaboraron en este tiempo para vivir una fiesta patronal singular; desde antes de la novena de preparación, durante la novena con el trabajo incesantes de las distintas pastorales y sus respectivos agentes y toda la comunidad que se sumó a cada convocatoria.

Monseñor Barbaro con el padre Cristián Casamitjana y los diáconos Omar Zenoff y Fabricio Jara

Una multitud acompañó la celebración eucarística