El Miércoles de Ceniza marcó el inicio de la Cuaresma 2020 y de una misión que contó con ciento cincuenta misioneros que recorrieron 28 manzanas cercanas a la capilla San Cayetano.

La recorrida de jóvenes y adultos que participaron de esta propuesta fue los días jueves y viernes de 18:30 a 20; en tanto, el sábado continuó de 8 a 12, la visita a las familias fue de 17:00 a 18:30 y a las 19 fue el Anuncio Kerigmático con la prédica de Malena Ojeda en este primer encuentro.

El domingo fue el último día de la misión con las mismas actividades y horarios que el día anterior, con la segunda parte de la prédica de Malena Ojeda; finalizó la misión con la Santa Misa con Oración por los enfermos y efusión del Espíritu Santo, presidida por el párroco presbítero Cristián Casamitjana.

La profesora Paola Álvarez, una de las coordinadoras del grupo misionero, explicó que fue “muy positivo este caminar por casi 30 manzanas cercanas a la capilla San Cayetano y terminamos muy felices ya que se lograron los objetivos que se habían propuesto para su realización; notamos que la gente, además de necesitar la palabra de Dios, está necesitada de escucha, que los demás prestemos atención y no sólo a sus necesidades sino a lo que hacen, cómo crecen y conviven en sus respectivos barrios. La verdad que fue una muy linda experiencia acompañados por el Espíritu Santo y terminamos muy felices por compartir estos días”.