Los breñenses celebraron el cumpleaños de la Patria con el Te Deum en el templo parroquial, chocolateada en la plaza y acto central.

Las autoridades, tanto del gobierno municipal como de otras instituciones comunitarias, participaron del Solemne Te Deum que comenzó a las 08:30 en el templo de la parroquia San Miguel Arcángel, presidido por el párroco presbítero Cristián Casamitjana, acompañado por el vicario presbítero Víctor Rogelio García Sánchez y el diácono permanente Omar Héctor Zenoff.

Después del ingreso de banderas de ceremonias de Bomberos Voluntarios, establecimientos educativos y colectividades, el diácono explicó el significado y sentido de la celebración que nació con los hombres de mayo de 1810 ya que a los pocos días de constituida la Primera Junta de Gobierno se celebró uno y se repitió al cumplir el primer año, quedando como ceremonia de agradecimiento a Dios por la Patria naciente.

Después de la lectura del Evangelio, el padre Cristián invitó a la reflexión indicando que “a lo largo de la historia hubo aciertos y errores, encuentros y desencuentros; pensemos en nuestra propia historia, personal, familiar y del pueblo, notaremos que la historia nos reclama un cambio que todos podemos hacer si estamos dispuestos para mejorar. Para ello, asumir que debemos detenernos ante el mundo que nos lleva muy rápido y hace falta un examen de conciencia de lo que nos pide Dios a cada uno de nosotros; tenemos que detenernos y pensar qué hago, adónde quiero llegar, qué actitudes debo tener para ser protagonista del cambio…”

Esta celebración contó con el Ensamble Vocal Klappa que interpretó los cantos de ingreso y despedida, Te Deum laudamus y Cristo Jesús en ti la Patria espera, entre otros.